jueves, 19 de agosto de 2010

DIGESTIÓN


Universidad Nacional Autónoma de México
“Colegio de Ciencias y Humanidades plantel sur”

Digestión

Equipo 2
Integrantes: Claudia Lorena
                   Bastida Jaime Cristina
                   Carmona Miranda Brenda
                   Colmenares Yolanda
                   Ledesma Ruiz Oscar Rafael

Materia: Biología III

Grupo: 518

Maestra: Tovar  Martínez  María Eugenia

  • Digestión

Introducción:
El sistema digestivo lleva a cabo varias funciones en la preparación del alimento que será  utilizado por las células. Primero se ingiere el alimento. Los dos paso siguientes tienen lugar al mismo tiempo; el sistema digiere el alimento mientras que éste es forzado a atravesar el tracto digestivo. En el cuarto paso el sistema absorbe el alimento digerido en las células del cuerpo, y por último, elimina del cuerpo el material no digerido.
A continuación nombraremos los órganos que son utilizados para la digestión, sus características y su función dentro del proceso digestivo.

Imagen tomada de: http://www.google.com.mx/imgres?imgurl=http://2.bp.blogspot.com/_RMWt1vLNOHk/SRtvKiDyRqI/AAAAAAAAAAM/dr6qERp0VKk/s400/Digestivo%2B1.JPG&imgrefurl=http://yera-conocimientodelmedio.blogspot.com/2008/

Boca
El primer paso en la línea de desmontaje de la digestión sucede en la boca.
Este proceso comienza al introducir el alimento a la boca, la lengua empieza a mover el alimento a todas direcciones y  lo coloca entre los dientes, para  así iniciar con el proceso mecánico de la digestión, el cual consiste en la masticación del alimento, proceso físico mediante el cual se rompe éste en partículas más pequeñas, dando paso así a la digestión química.
La digestión química es el proceso en el cual cambia la estructura de las moléculas del alimento para descomponerse en moléculas originales. Esto sucede porque al momento de que el alimento está en la boca las glándulas salivales, comienzan a secretar una cantidad mayor de saliva, para humedecer más  lo ingerido.
La saliva es una solución ligeramente  alcalina y contienen una sustancia llamada mucina (moco). El agua que contiene la saliva también ayuda a que el alimento triturado comience a forman una pequeña pasta (bolo alimenticio) agregando a su vez una enzima digestiva llamada amilasa que descompone las moléculas de almidón en otras más simples llamadas disacáridos que posteriormente son tragados. Aunque se mastique muy poco la comida, la amilasa que tragas con ella ayuda a que se continúe digiriendo los almidones en el estomago por cerca de treinta minutos.

 


Imagen tomada de
http://www.google.com.mx/imgres?imgurl=http://www.unad.edu.co/curso_biologia/imagenes/boca.jpg&imgrefurl=http://www.unad.edu.co/


Faringe
Es un tubo musculoso situado en el cuello y revestido de membrana mucosa; conecta la nariz y la boca con la tráquea y el esófago. Por la faringe pasan tanto el aire como los alimentos. En el hombre mide unos trece centímetros, ubicándose delante de la columna vertebral. Como arranca de la parte posterior de la cavidad nasal, su extremo más alto se llama nasofaringe. La inferior, uorofaringe, ocupa la zona posterior de la boca.
Termina en la epiglotis, un pliegue cartilaginoso que impide la entrada de alimentos en la tráquea, pero no obstaculiza su paso al esófago. Para que las vías respiratorias permanezcan cerradas durante la deglución (o acción de tragar), la epiglotis obstruye la glotis para impedir que el alimento se introduzca en el sistema respiratorio.
Su función es en conclusión dejar pasar la comida. Ya que se conecta con la boca y el esófago que desemboca en el estomago lleva el alimento al estomago y le agrega moco.

Esófago

El esófago es un conducto o músculo membranoso que se extiende desde la faringe hasta el estómago. De los incisivos al cardias (porción donde el esófago se continúa con el estómago) hay unos 40 cm. El esófago empieza en el cuello, atraviesa todo el tórax y pasa al abdomen a través del orificio esofágico del diafragma. Habitualmente es una cavidad virtual. (es decir que sus paredes se encuentran unidas y solo se abren cuando pasa el bolo alimenticio). El esófago alcanza a medir 25 cm y tiene una estructura formada por dos capas de músculos, que permiten la contracción y relajación en sentido descendente del esófago.
Estas ondas reciben el nombre de movimientos peristálticos y son las que provocan el avance del alimento hacia el estómago. Es sólo una zona de paso del bolo alimenticio, y es la unión de distintos orificios, el bucal, el nasal, los oídos y la laringe.



Estómago
Estructura: El estomago es la región más amplia del sistema digestivo. Es una estructura muscular en forma de “J”. La cual se encuentra en la región superior de la cavidad abdominal, debajo del diafragma.
 La pared del estomago está formada por tres capas de músculos superpuestos los cuales son: capa de músculo con fibras longitudinales, capa de músculo con fibras circulares y capa de músculo con fibras diagonales. Entre el esófago y el estomago se encuentra un músculo circular que es el esfínter cardiaco. Y entre el estomago y el intestino delgado hay otro músculo llamado esfínter pilórico.
Los esfínteres son músculos formados por fibras circulares que, al contraerse, cierran un tubo.
Funcionamiento: Cuando la comida masticada topa con la parte inferior del esófago el esfínter cardiaco permite su acceso al estomago. En el esfínter hay unas glándulas gástricas que lubrican el alimento cuando pasa.
Cuando la comida entra al estomago los dos esfínteres se contraen y el estomago se convierte en un saco cerrado y así impedir que los alimentos o líquido salga.
En la pared interior del estomago hay muchas glándulas gástricas las cuales producen una secreción muy acida; es un liquido claro llamado jugo gástrico, el cual está formado por acido clorhídrico y unas enzimas llamadas pepsina, gastrina y lipasa los cuales ayudan a digerir los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas de los alimentos.
Enseguida las capas de músculos comienzan a contraerse efectuando movimientos que ayudan a mezclar el alimento y así formar una masa llamada bolo y facilitar la mezcla con las enzimas digestivas
Debido a esta acción el alimento sólido se convierte en líquido. Esta mezcla liquida se le llama quimo. El quimo es ácido. A medida que se producen las ondas peristálticas en el estomago, el esfínter se contrae y se relaja alternadamente.
Cuando el quimo alcanza la consistencia justa para pasar al intestino delgado el esfínter pilórico deja pasar pequeñas cantidades cada que vez que se relaja.
Ya una vez lanzado el quimo fuera del estomago, es en el intestino delgado donde continúa la digestión de los alimentos para que el organismo pueda absorber los nutrientes en el torrente sanguíneo.
Datos relevantes: La comida permanece en el estomago de dos a cuatro horas. Se calcula que cada bocado que se traga tarda 10 segundos en llegar al estómago y cada uno de ellos es procesado en diferentes tiempos el tipo de alimento.
Las carnes y alimentos grasos, pueden permanecer en el estómago de 5 a 8 horas. Las frutas y verduras tardan entre 3 a 4 horas en ser digeridas y la miel, el azúcar o las bebidas alcohólicas, permanecen menos tiempo, ya que se absorben y pasan al torrente sanguíneo directamente del estómago.




Intestino delgado
El intestino delgado, es un tubo arrollado, de unos siente metros de longitud y aproximadamente  de algo más de dos centímetros y medio de diámetro. En esta porción ocurre la mayor parte de la digestión enzimática y casi toda la absorción; solo el alcohol y algunos venenos se absorben a través de la pared gástrica.
La longitud del intestino  está relacionada en cada animal con el tipo de su alimentación. Así los herbívoros están provistos de un intestino delgado muy largo, los carnívoros de uno corto y los omnívoros, de longitud intermedia.
El primer segmento del intestino, de unos 25 cm de longitud, se llama duodeno. Ocupa una posición fija en la cavidad abdominal, sostenido en su lugar por ligamentos que lo aseguran al hígado y estomago, el resto del intestino delgado, se sujeta a esa porción posterior del tronco por una membrana fina y transparente llamada mesenterio, de modo que sus movimientos pueden ser muy amplios. Al duodeno penetran dos importantes jugos digestivos, la bilis desde el hígado y el jugo pancreático desde el páncreas. Además las paredes intestinales contienen millones de diminutas glándulas intestinales, las cuales secretan el jugo intestinal con su contenido de muchas enzimas. Estos tres jugos se mezclan en ele intestino delgado, donde completan el proceso digestivo.
Movimientos intestinales: Después de una comida la actividad peristáltica del intestino delgado aumenta considerablemente por acción de reflejo gastroentérico. La distención del estomago por el alimento desencadena impulsos nerviosos que pasan a las paredes del intestino delgado aumentando su excitabilidad; la consecuencia es un aumento de la mortalidad, y de la secreción de jugos intestinales.
Hay dos tipos de movimientos intestinales: las contracciones peristálicas, que hacen avanzar el quimo, y los movimientos rítmicos de contracción que simplemente revuelven el contenido intestinal. Una onda peristáltica ordinaria no sigue un largo trayecto en el intestino, pues a los 10 o 12 centímetros desaparece. Los movimientos rítmicos, motivados por contracciones y relajaciones alternadas de segmentos sucesivos, se repiten unas diez veces por minuto. Estos completan la fragmentación del contenido intestinal, favorecen su mezcla con los jugos digestivos y aseguran que toda la masa se ponga en contacto con la pared, de modo que las partes digeridas puedan ser absorbidas y llevadas a la corriente sanguínea. En toda porción del intestino estos movimientos rítmicos prosiguen durante cierto tiempo; entonces una onda peristáltica lleva el contenido a la sección siguiente, donde los primeros comienzan de nuevo. En esta forma la masa avanza hasta llegar al intestino grueso en un  tiempo alrededor de ocho horas. En el momento en que los remanentes de la digestión llegan al colon, puede decirse que las moléculas útiles a la nutrición han sido absorbidas; las materias que pasan al intestino grueso son indigeribles, junto con grandes cantidades de agua, de los mismos alimentos o de los jugos digestivos.   
   

Intestino grueso
Desde el intestino delgado, los alimentos que no fueron digeridos (y parte del agua) pasan al intestino grueso a través de un anillo muscular que impide que los alimentos regresen al intestino delgado. Cuando los alimentos llegan al intestino grueso, el trabajo de absorción de los nutrientes está casi terminado. La principal función del intestino grueso es eliminar el agua de la materia no digerida y formar desechos sólidos que pueden ser excretados. El intestino grueso tiene tres partes:
•    El ciego es una bolsa al comienzo del intestino grueso que une el intestino delgado al intestino grueso. Esta zona de transición se expande en diámetro, permitiendo que los alimentos pasen del intestino delgado al intestino grueso. El apéndice, una bolsa pequeña, hueca, en forma de dedo, que cuelga en el extremo del ciego. Los médicos creen que el apéndice es un remanente de tiempos antiguos de la evolución humana. Ya no parece cumplir ninguna función en el proceso digestivo.
•    El colon se extiende desde el ciego, sube por el lado derecho del abdomen, se extiende a lo ancho de la parte superior del abdomen y luego baja por el lado izquierdo del abdomen, conectándose con el recto. El colon tiene tres partes: el colon ascendente y el colon transverso, que absorben líquidos y sales, y el colon descendente, que retiene los deshechos resultantes. Las bacterias en el colon ayudan a digerir los restos de productos alimentarios.
•    El recto es donde se almacenan las heces hasta que salen del aparato digestivo a través del ano como un movimiento intestinal.


Absorción de los alimentos
Unas vellosidades que son proyección del intestino delgado se encargan de la absorción del alimento digerido.  Junto con otros órganos que a continuación se explican.


Páncreas:
El páncreas es una glándula suave y aplanada que secreta tanto enzimas digestivas como hormonas. La mezcla de enzimas que secreta el páncreas descompone los carbohidratos, las proteínas y las grasas. El páncreas también secreta bicarbonato de sodio, el cual vuelve alcalino el jugo pancreático, puesto que el líquido que deja el estómago, una mezcla de alimento parcialmente digerido y de jugos gástricos, es ácido. La alcalinidad de los jugos pancráticos neutraliza esta acidez y detiene cualquier acción posterior de la pepsina.


Hígado

El hígado es la mayor víscera del cuerpo. Pesa 1500 gramos. Consta de dos lóbulos. Las vías biliares son las vías excretoras del hígado, por ellas la bilis es conducida al duodeno. Normalmente salen dos conductos: derecho e izquierdo, que confluyen entre sí formando un conducto único. El conducto hepático, recibe un conducto más fino, el conducto cístico, que proviene de la vesícula biliar alojada en la cara visceral de hígado. De la reunión de los conductos císticos y el hepático se forma el colédoco, que desciende al duodeno, en la que desemboca junto con el conducto excretor del páncreas. La vesícula biliar es un reservorio musculo membranoso puesto en derivación sobre las vías biliares principales. Contiene unos 50-60 cm³ de bilis. Es de forma ovalada o ligeramente piriforme y su diámetro mayor es de unos 8 a 10 cm.

Secreciones del hígado.
La bilis es una sustancia química que rompe las grasas en pequeñas gotas y también participa en la neutralización de los ácidos del estomago. Una vez fabricada en el hígado, la bilis se almacena en un órgano pequeño llamado vesícula biliar, desde donde la bilis es conducida hacia el duodeno. Aunque la bilis es una sustancia química este paso es parte de la digestión mecánica. Las gotas grandes de grasa se parten en diminutas gotas  pero las moléculas de grasa no sufren cambios químicos por acción de la bilis.

La deglución, que se logra por los movimientos musculares en la lengua y la boca, desplaza los alimentos hacia la garganta, o faringe. La faringe, un pasaje para los alimentos y el aire, mide unas 5 pulgadas (12,7 centímetros) de largo. Un colgajo flexible de tejido, denominado epiglotis, se cierra reflexivamente sobre la tráquea cuando tragamos para impedir el ahogo.
Desde la garganta, los alimentos pasan por un tubo muscular en el pecho que se denomina esófago. Ondas de contracciones musculares llamadas peristalsis fuerzan los alimentos hacia abajo, a través del esófago, hasta el estómago. Normalmente, una persona no es consciente de los movimientos del esófago, estómago e intestino que tienen lugar a medida que los alimentos pasan a través del aparato digestivo.
El hígado (ubicado bajo la caja torácica en la parte superior derecha del abdomen), la vesícula biliar (oculta debajo del hígado) y el páncreas (debajo del estómago) no son parte del tubo digestivo, pero son órganos esenciales para la digestión.
El hígado produce bilis, que ayuda al cuerpo a absorber grasas. La bilis se almacena en la vesícula biliar hasta que se la necesita. Estas enzimas y la bilis se transportan a través de canales especiales (denominados conductos) directamente al intestino delgado, donde ayudan a descomponer los alimentos. El hígado también tiene un papel importante en la manipulación y procesamiento de los nutrientes, que son transportados por la sangre desde el intestino delgado al hígado.


Vesícula biliar
La vesícula biliar es un órgano localizado por debajo del hígado, parcialmente oculta por éste, formando parte del aparato digestivo de todos los seres humanos y animales cuadrúpedos
La función de la vesícula es almacenar y concentrar la bilis segregada por el hígado y que alcanza la vesícula a través de los conductos hepático y cístico, hasta ser requerida por el proceso de la digestión. La segregación de la bilis por la vesícula es estimulada por la ingesta de alimentos, sobre todo cuando contiene carne o grasas, en este momento se contrae y expulsa la bilis concentrada hacia el duodeno. La bilis es un líquido de color pardo verduzco que tiene la función de emulsionar las grasas, produciendo micro esferas y facilitando así su digestión y absorción, además de favorecer los movimientos intestinales, evitando así la putrefacción. Las situaciones que retrasan u obstruyen el flujo de la bilis provocan enfermedades de la vesícula biliar.

Tabla con el resumen de la digestión en los humanos







Bibliografías:
Oram, Raymond F. “Biología: sistemas vivientes” México D.F. segunda impresión 1984. Editorial Continental.
Biología/ Helena Curtis/ editorial medica panamericana/ quinta edición.


2 comentarios:

  1. Cristy:
    Bien, completo tu blog.
    Saludos
    Dra Tovar

    ResponderEliminar
  2. Podrías por favor indicar la fuente exacta de esta cita?: "La longitud del intestino está relacionada en cada animal con el tipo de su alimentación. Así los herbívoros están provistos de un intestino delgado muy largo, los carnívoros de uno corto y los omnívoros, de longitud intermedia."

    ResponderEliminar